15Nov/100

Boulevard Lavaud : ícono del barrio Yungay

Este lugar, mejor conocido como la Peluquería Francesa es uno de los sitios imperdibles del Santiasco antiguo. He regresado muchas veces para disfrutar su estilo, sus muebles antiguos y sobretodo su cocina exquisita.

Cansado de buscar nuevos sitios en el centro de santiasco, me fui a la segura a este boulevard del barrio Yungay. tenía unas ganas irrefrenables de disfrutar buena cocina en un lugar que me diera potentes experiencias sensoriales.

Partí naturalmente con mi agua mineral y revisando la ingeniosa carta en forma de tabloide (en esta ocasión, una versión de homenaje al bicentenario) que por cierto me regalaron y que se archiva con agrado.

Elegí un maravilloso  plato de filete al oporto acompañado con un puré casero picante, mientras escuchaba una rica música en piano y deleitaba mis ojos con tantos muebles y objetos antiguos de exquisito diseño. Cada mesa con una  lámpara de velador pequeña encima, y bajo el grueso vidrio de la superficie se puede observar una gran cantidad de objetos antiguos insólitos. A eso se añaden las lámparas antiguas que cuelgan desde el alto techo, los espejos y la enorme variedad de  sillas y muebles que de tan ecléctica forma generan un estilo sinigual.

El plato elegido, sin comentarios, demasiado rico, esperaba que durara por horas, pero el hambre y el apremio del tiempo hicieron que fuera menos de los esperado. Acompañé esta maravilla con una copa de cabernet sauvignon de Casas Patronales que estaba fantástica.

Para los postres, nada mejor que pedir una trilogía de creme brulée, la selección del chef, sabores de frutilla, manzana y uno divino de café.

Agotado el tiempo, no me quedó alternativa que pedir la cuenta junto a un café negro, mi cierre de experiencia.

La Peluquería Francesa es una maravilla!!!!

Qué te pareció el filete?