11Abr/160

Terraza Barandales : un sitio cool

Cada cierto tiempo, barrio Bellavista recoge nuevos sitios de disfrutes y se aparecen cuando salimos en cacería con mi hermano. Esta noche, con ganas de conversar y de conocer un buen sitio tranquilo, nos sorprendimos con un local en Dardignac que nos entusiasmó solamente cuando supimos que tenía una terraza en la zona superior.

Francamente no habríamos ingresado sin saber que tenía terraza. Después de todo, era una de esas noches calurosas y merecía la visión de las estrellas afortunadas que se hacen notar entre la nube de smog.

Instalados en un rincón de una terraza muy linda, con una barra de bar, mesas bajo paraguas y una buena música, se nos presentó un buen carrete. Vimos en la carta que habían piqueos interesantes y además vinos, todo lo cual venía de maravillas para nuestra reunión. Unas croquetas de jamón, unas gambas a la plancha al oliva y perejil además de un tártaro de salmón eran suficiente excusa para pedir una botella de Malbec argentino Finca La Linda (a estas alturas mi fetiche del Malbec).

Larga conversación sobre los últimos sucesos en la vida de mi hermano, momentos complejos de los cuales (presagio) saldrá bien parado, ya que él ha sido impecablemente honesto y buena gente. Me siento orgulloso de tener un hermano así de power.

Rica noche, un buen lugar para conversar y comer rico.

Filetes en esta experiencia: , , , , , comentar
26Dic/150

Kinsa : nueva experiencia

Hace un buen rato que no descubría un nuevo restaurante en Bellavista. La espera no fue en vano pues encontré a Kinsa (significa 3 en quechua, por los tres conceptos del lugar : bar, cocina y mercado).

Es un lugar pequeño pero de buen diseño, muy bien atendido y ambientado como me suele gustar. Una gran barra de bar con nutrido arsenal de tragos y vinos. En el muro al frente, las repisas con una variedad de productos chilenos de mercado y en el espacio entre ambas, las mesas del restaurante.

Ya instalados, revisamos la carta partiendo por una sorprendente gama de tragos, cervezas y cocktails. También la lista incluye entradas, tablas, platos de fondo, sándwiches, ensaladas y postres. También hay carta de vinos para acompañar una buena cena con productos chilenos.

Decidimos hacer una prueba de conceptos, por lo que la selección fue unas papas kinsa, papas fritas con cáscaras, sal de Cáhuil (costera), algo de mayonesa con ajo ahumado y ketchup casero (fantástico). La chica que nos atendía nos confirmó que era una de las especialidades del sitio. Pedimos además una Tabla del norte con ostiones a la parmesana, queso de cabra marinado, queso de cabra maduro, unas ricas aceitunas, una porción de cebiche,  pan de campo y pebre luche.

Lo anterior, permitía justificar el beber unos cocktails que nos llamaron la atención. Uno llamado Llastay, pisco diaguitas reservado transparente, jugo de naranjas, miel de palma, campari, clara de huevo y romero. El otro, un horchata sour,  con pisco, jugo de limón, jugo de naranjas y horchata (a mi partner le gusta lo dulce).

Una experiencia extraordinaria, superó nuestras expectativas y evidentemente volveremos con más tiempo por una cena como corresponde.

3Feb/130

Peumayen : fusión ancestral y gourmet deliciosa

Caminando en busca de un sitio en donde almorzar tarde tras un rico paseo a la precordillera, encontramos un nuevo restaurante en un sitio que solía ser una oficina en el barrio Bellavista. Hace un par de semanas abrieron a público aunque no cuentan aún con la patente de alcoholes, pero ello no fue obstáculo para disfrutar una de las mejores propuestas gastronómicas del último año.

Una gran casa de dos pisos a la cual dejaron los ladrillos a la vista en un toque rústico, recuperaron las buenas maderas y añadieron más para crear un territorio de sutil elegancia pero manteniendo esa reminiscencia de lo simple y autóctono. La música claramente étnica, con mucho condimento sureño y aires mapuches. De hecho, el vocablo Peumayen significa "lugar soñado" en mapudungun.

Un tarde con una temperatura de infierno nos hizo elegir sin dudar la terraza interior, un acierto delicioso pues tenía sombra y una escurridiza brisa que acompañada con un refresco a base de chicha morada y menta, poco a poco nos permitió comenzar a disfrutar. Con tanto calor además pedí un jugo de sandía, pera y algo más todo muy helado, impagable la sensación de frescura.

Muy bien atendido por un muchacho que mientras elegíamos nuestros platos, trajo unos appetizer de atún sellado y pera y luego nos hizo llegar la panera, que por cierto mas bien parecía una muestra de degustación con muestras de todas las regiones de Chile incluyendo Isla de Pascua. Ahí comenzamos a sorprendernos, recién comenzábamos el almuerzo y ya habíamos disfrutado muchos sabores además muy bien presentados.

La entrada fue en formato de degustación, pequeñas porciones con delicados sabores y toques de finas hierbas, una verdadera construcción artística y de inolvidables sabores. probamos desde un roast beef, pasando por una lengua de cordero, un anillo de conejo y hasta pulpo apanado usados como base de unas refinadas y pequeñas muestras de sabores chilenos.

Para los fondos elegimos una merluza austral con costra de cilantro y avellanas sobre un guiso de jaiba y para mí un salmón sobre una pastelera de choclo y una suerte de pebre con trozos de frutillas. Antes de llegar estas maravillas, el mozo nos hizo neutralizar los sabores con unas bolitas de hielo con trigo y naranja, perfecta sensación.

Como una atención del local, nos regalaron una copa de vino, ya que no pueden venderlo aún, pero se agradece la delicadeza y nos quedó claro que el chef, uno de los dueños del local, sabe crear experiencias disfrutables en sus clientes.

Al terminar nuestros fondos, nuevamente nos deleitaron con ese sorbete de trigo y naranja para neutralizar sabores, mientras ordenábamos el postre, otra degustación de sabores de todas las regiones del país. Pequeñas porciones de helados diversos incluyendo uno de sandía, plátano frito con quinoa pop, un bombón de chocolate, chapalele con chancaca, un postre pascuense y un galletón exquisito. Un verdadero festín de sabores que acompañamos con una cafetera al estilo francés para ponderar el negro café que cerró nuestra fantástica incursión en este lugar.

Saliendo del lugar, conversamos con el chef, un robusto argentino (curioso que cocine comida ancestral chilena y tan bien) quien nos habló muy orgulloso de su emprendimiento y que nosotros estamos seguros les debería ir muy bien.

 

30May/110

Viola Guita : notable sorpresa musical

Me llamó la atención de manera intempestiva, viola da gamba (viola de pierna para distinguirla de la viola de braccio) y guitarra flamenca en un lugar de jazz (Bellavista Jazz Club). Nada más atractivo para un día común.

Recordé de inmediato el entusiasmo de mi amigo David (Malayos) quien me había regalado meses atrás unas grabaciones inéditas de textos musicales antiguos para este instrumento y que tanto placer me habían dado. Mhhhh, instrumentos antiguos y música moderna, una mezcla que debía vivenciar.

Alberto Faraggi, guitarrista del flamenco de gran especialización y de nacimiento autodidacta según sus propias palabras, hace un dúo maravilloso con su compañero, Luciano Taulis, con quién se conoce desde quinto básico y como bien dice Alberto, tocan, disfrutan y hasta de equivocan juntos. Una amalgama de talento y pasión por la música seria con sones modernos y que en esta noche dieron una demostración contundente del material que poseen y que pronto debiera ser un estupendo disco.

Un poco desordenado en los preparativos hasta que,  un poco retrasados, se inicia la sesión con un virtuoso solo de guitarra que es seguido por otro no menos notable de viola y de pronto se enlazan en el dueto para darnos una muestra maravillosa de lo que hacen estos muchachos. Hielos eternos, Infinitango (incluido un potente poema declamado por Alberto) y esa hermosa canción de cuna (o Canción para un niño feliz que por más de 12 minutos nos llenó el alma de vibraciones celestiales).

La viola está íntimamente emparentada con la guitarra, con un origen muy antiguo (siglo 15). De hecho, Luciano me explica que son tan parecidas que salvo porque se afinan un poco distinto todo lo tienen en común (cuerdas y puentes). No cabe duda que Luciano y Alberto vibran con su pasión musical.

Un espectáculo precioso y aunque no se llenó el local, estaba repleto de entusiastas seguidores y admiradores del arte de estos chicos virtuosos. Mientras bebía un delicioso absolut kurrant y disfrutaba una selección de empanaditas gourmet, me dejé llevar por la delicia musical que con tanta fortuna presencié.

Esperando el disco con ansias!!

26Ene/110

Diátriba de la Victoria : un experimento teatral notable

Tres textos, el maravilloso y poético  discurso de la victoria (1970) de Salvador Allende (el presidente poeta que tuvo Chile), un drama en formato de monólogo escrito por el gran dramaturgo social chileno Juan Radrigán y un poema sorprendente de un conocido sicoanalista. La cita en el Teatro de la Memoria, un gran lugar a pesar del terrible calor.

Es una obra compleja para cualquier público, casi no hay diálogos, siempre son superposiciones de monólogos inteligentemente entrelazados para asegurar una unidad temática, el dolor de la esperanza de un pueblo que creyó en la igualdad social, que vivió la carnicería de la dictadura y que sigue sufriendo la vivencia cotidiana de la marginalidad de muchos.

La diátriba como estilo no es lo habitual en un teatro que normalmente busca el humor o el drama como recurso. Sin embargo, sorprende profundamente por la contundencia de los textos y la actuación de las connotadas mujeres actrices.

La obra llega al paroxismo cuando es el público el increpado, definitivamente insultado por su contemplación e inacción ante el drama del desaparecido. Sospecho que hubo más de una persona incómoda ante esa afrenta, pero nadie se movió de su asiento. Dulce arte que hace que nos podamos decir muchas cosas que la cotidianeidad impide o quizás solo es esa acomodaticia inclinación chilena de hacerse el leso.

Un discurso ético potente, una obra llena del poderío de la palabra y de esas verdades que muchos quisieran desconocer.

13Dic/100

BikeTrekking: conociendo en mi cleta

Un feriado a media semana es una especial invitación a hacer cosas diferentes y por cierto a disfrutar los espacios urbanos que muchos dejan para permanecer estáticos enfrente de su TV.

El día muy bonito era especial para salir a recorrer en mi cleta y tras un rico desayuno en casa mientras terminaba de leer una revista, me preparé para el disfrute. En primer lugar, me fui hacia el Parque Balmaceda, para luego internarme en el sector del Bellas Artes. Poca gente en las calles y un casual encuentro con un conocido que regresaba en cleta desde el cerro San Cristóbal. Me advirtió que estaba cerrado el acceso Pio Nono y que habían multitudes en la cumbre por la celebración religiosa. Buen dato.

Me interné por el sector de Patronato para comprobar que casi todo estaba cerrado, de hecho pasé por ese exquisito restorán llamado Vietnam Discovery, una maravilla que volveré a visitar otro día. De ahí me fui zigzagueando por las tranquilas callecitas y llegar al sector de Avenida Perú, por donde hice una larga travesía, hasta que el paisaje comenzó a tornarse un poco distinto y tal vez algo amenazador, por lo que rapidamente decidí proteger mi integridad y regresar.

Me metí por algunas calles que me llevaron hacia Recoleta, di una vuelta al Cerro Blanco y luiego de varias incursiones al azar, regresé a Recoleta y me dirigí hacia el Centro Cultural Estación Mapocho (CCEM). Una parada obligada, pues desde los años noventa, este lugar siempre tiene algo atractivo para disfrutar.

Nada mejor para mis placeres, desde el 26 de noviembre hasta el 12 de diciembre, era la sede de la 4° Bienal de Diseño. Gran oportunidad, así que llevé mi cleta al estacionamiento que posee el CCEM y luego de pedir un ticket de entrada a la exposición (gratuita por cierto), dediqué la siguiente hora a recorrer la interesante muestra en la nave central del lugar.

La muestra de diseño, que no se hacía desde 1996,  incluía enfoques académicos, proyectos profesionales y una retrospectiva notable. Para partir uno ve un dinosaurio, me refiero a ese increíble engendro a la chilena llamado yagán, un ícono del pasado automotriz que existió en Chile, asimismo la Motochi, una motocicleta chilena. También admirar una gran cantidad de muebles incluyendo esa fantástica y famosa silla Valdés, un verdadero aporte al mundo del diseño mundial.  En un costado está una especial muestra del MIM (Museo Interactivo Mirador) con una invitación deleitosa para los sentidos. Sensacional!!

Diseños en cerámica, en cartón, en mimbre y hasta revolucionarios productos como el saco de dormir con forma humana de Rodrigo Alonso, el envase biotecnológico de uvas, una iniciativa de alcance mundial, o bien ese dispositivo que se añade a la cleta y guarda energía eléctrica que luego puede ser usada como impulsor de la cleta. Ingeniosos e innovadores productos que abarcan casi todas las temáticas de nuestro Chile, varios de ellos financiados con capitales de Corfo. Linda feria!!

Antes de abandonar el CCEM, me fui al segundo piso a revisar una exposición de fotografías Premio Rodrigo Rojas Denegri, ese joven fotógrafo chileno quemado vivo por los militares en 1986. Fotos de muy diversos géneros con eclécticas miradas sobre el nuestro país y su gente.

Volví a mi cleta para iniciar un lindo recorrido por el Parque Los Reyes hacia la zona poniente. Tan lindo este parque y tan poca gente que lo disfruta. Una vez que llegué al final de dicho parque, comencé el regreso que me llevaría hasta el cerro San Cristóbal por la entrada de Pedro de Valdivia. Una breve sesión de estiramientos y me lancé hacia la cumbre. Sin embargo, solo pude llegar hasta el sector de Tupahue, pues había una cantidad gigantesca de gente que impedía el ascenso. En fin, creo que fue señal precisa para dar por terminado este periplo de 40 kilometros en mi cleta. Gran paseo!!!.

12Dic/100

De Tapas y Copas : delicias a la española

Aunque ya lo he visitado muchas veces, no deja de ser interesante volver a disfrutar los platos de este lugar. De Tapas y Copas es de los sitios que han sobrevivido en la competitiva oferta gastronómica de Bellavista y todavía tiene encanto y sabor en su española gastronomía.

Un día caluroso que bien merecía una botella de agua como primera solicitud una vez que me instalé en un mesa del restorán. Mis ojos comenzaron la búsqueda de alguna delicia que me tentara en la carta, quizás un congrio a la vizcaína o bien unos escalopines serranos. Ambos tentadores, pero había que decidir.

Me decidí por mio segunda opción y fue un gran acierto. Trozos de filete cubiertos por jamón serrano y todo sobre una salsa exquisita al brandy. Lo acompañé con unas deliciosas papas chaucha y una copa de merlot Tres Palacios, un vino que conozco muy bien. Exquisito almuerzo!!!

Para el postre, me dejé seducir por un capricho brie, deliciosa combinación de trozos de queso brie apanados y cubiertos por una salsa de arándanos. Notable!!!

6Dic/100

Paseo por Bellavista : inesperado krrtrekking

La mejor forma que  tengo para conocer nuevos sitios y disfrutar de la ciudad es el krrtrekking. Lo he practicado en muchas ciudades tanto en Chile como en el extranjero y de verdad que es fantástico.

Tenía un par de horas disponibles antes de tener que trasladarme a una interesante junta de proyectos y me encontraba en el sector de Ciudad Vieja, aunque no me tenté a ingresar pues ya había almorzado. Caminé hacia el oriente y encontré abierto el Cian, plataforma cultural, un sitio muy entretenido por las obras de arte que allí se exponen y venden. Óleos, esculturas y hasta corbatas pintadas a mano, en un colorido desorden que atrae las miradas. Después me fui al sector de Plaza Mori para visitar el Centro Cultural Mori, que normalmente tiene buenos panoramas. Me enteré que está a punto de partir otra versión, la séptima ya,  del genial festival de cine y documentales musicales In-Edit Nescafé (7 al 12 de diciembre 2010 en 5 sedes, ver www.inedit-nescafe.cl). Entre otros filetes, rescato Brian Eno : Another green world; Flamenco, flamenco de Carlos Saura; It might get loud con tres leyendas de la guitarra Jimmy Page, The Edge y Jack White; y por último, La extraordinaria-ordinaria vida de José González. Imperdibles!!!

Después de revisar una exposición fotográfica del backstage de Gulliver (la gran obra de Jaime Lorca, ex-La Troppa), me fui a visitar un sitio que tiene pocos meses de vida, Ladrón de Bicicletas, un multiespacio que promete. Inteligentemente diseñado para servir no solamente como salas de teatro (dos obras en cartelera), un pequeño café, un hermoso y amplio lounge (que debe ser fantástico de noche) y en las paredes una exposición de arte con obras a la venta. Todo en un mismo lugar, notable!!

Tras disfrutar la exposición de cuadros en Ladrón de Bicicletas, decidí descansar un rato en un taquillero sitio y que a esa hora estaría desocupado. Me refiero a La Mordida, el restoran mexicano ligado a Joaquín Sabina. Muy pintoresco sitio, con las típícas paredes coloridas con objetos, cuadros y textos (de Sabina y de otros). Me ubiqué en la terraza aprovechando que había buena sombra y una exquisita brisa. Allí bebí un delicioso margarita al estilo de la casa. Excelente!!!

Tras estos disfrutes, tuve que partir a cumplir con mis compromisos. Buen krrtrekking!!!

31Oct/100

Félix Lecaros Cuarteto : filete en Thelonious

Ciertamente no es un misterio mi predilección por el jazz en vivo y que además coincida con que mis músicos favoritos suelen tocar en el Club de Jazz Thelonious, por lo que este lugar es una de mis paradas más frecuentes.

Esta noche, una formación especial liderada por quién, en mi personal evaluación, es el mejor batero de jazz en el circuito. Me refiero al talentoso Félix Lecaros, acompañado del conocido guitarrista Mauricio Rodriguez (Congreso, La Marraqueta), el formidable contrabajista Roberto Lecaros y todo el virtuosismo en saxo y flauta de Cristián Gallardo.

La banda partió sin Cristián, quien llegó atrasado al segundo tema. Un percance que no le restó calidad al primer tema, lo que aplaudimos fervorosamente los reunidos en el lugar de jazz. De ahí en adelante, con la formación de cuarteto completa, vino un despligue de los talentos y de la música que ellos mismos crean.

En el intermedio, nuevamente me encuentro con un amigo malayo, que por lo visto se ha hecho habitué del lugar. Me alegra mucho.

El segundo set, siendo ya muy entrada la madrugada, nos quitó el sueño y la energía de esta música maravillosa nos revivió y llenó de alegría.

Completamenmte renovado, regresé a mi hogar a disfrutar del sueño.