31Dic/160

Mossto Restobar : gran cultura cervecera

Aunque ya había estado antes en este lugar con el equipo de bancoideas, este día solo buscaba un lugar con terraza en Barrio Italia para almorzar y no encontraba nada que no estuviera lleno. Caminando un rato bajo el abrasador sol, reconocí el Mossto brew food, un sitio con deliciosas cervezas y comida ad hoc.

Este restobar tiene su propia cultura, gastronomía y cerveza, es decir, comida hecha a propósito de acompañar una buena cerveza. De hecho, en pizarra pueden verse ofertas de schops de múltiples sabores para todos los gustos a lo que suma una extensa carta con una una variedad sorprendente de cervezas de todos los orígenes.

Como corresponde, partí por elegir la cerveza y la ganadora fue una Porter Eviltwin Lil'B de 11,5° bien helada y que llamó a mi plato de acompañamiento, un Mossto pale azul ale. Tras un rato de fresca espera (con mi cerveza), llegó un sandwich de fricandela (250 grs.) cubierta de queso azul, rúcula, tocino, cebollas caramelizadas más una sutil y deliciosa mayonesa mossto pale ale. Exquisita combinación!!.

Para el cierre de esta visita, pedí una degustación de cervezas para comparar sabores negros : Black Ipa y Stout. La primera, a no dudar, será mi elección la próxima vez que venga por aquí.

13Abr/111

Bar La Junta : nueva opción en Lastarria

El barrio Lastarria casi siempre tiene alguna sorpresa cuando decido incursionar en él, como opción para almorzar algo rico en días laborales. Caminé como de costumbre zigzagueando por las calles del centro de santiasco hasta que llegué a revisar en donde almorzaría.

Pensando que quizás ya se habría instalado el Nolita, me encontré con el enorme despliegue de mesas y quitasoles en la exquisita terraza que hay en Lastarria 70, ahí mismo en donde se encuentra el rico Café Urriola, la librería Ulises y Casa Lastarria.

Un tanto desatentos desde el administrador (dedicado a conversar, cuando debería estar vigilante de los detalles que siempre deben pulirse cuando se abre un nuevo sitio) hasta las chicas y chicos que hacían de mozos. Decidí obviar esta constatación y llamé a una chica para que me trajera la carta y una botella de agua mineral sin gas. Si bien trajo la carta, ya había olvidado, cuando me la entrega,  si era con o sin gas lo solicitado.

Claramente es un sitio fiel a su nombre, para juntar grupos con ganas de beber cerveza (el plus del local es el cellar beer enorme que posee de propiedad de CCU) y comer grandes sandwiches o tablas. No obstante ello, tienen unos pocos e interesantes platos y eso es suficiente para que me anime a explorar.

Me tenté con un plato de sugerente nombre, Suprema y Sepia, unos filetes de pollo rellenos con tocino y queso crema montados sobre un delicioso risotto con tinta de calamar incluidos anillos de calamares y, como rezaba la carta,  una salsa de mango y jenjibre. Un toque que me pareció muy interesante.

Preparándome para el disfrute, pedí una botella del excelente Cuvée Carmenere 2009 de Misiones de Rengo, mientras llegaban unas dobladitas pequeñas y calientitas y un pote con una deliciosa pasta de aceitunas. Buen detalle!!

Las chicas probablemente saben servir cerveza, pero de vinos nada. Después de pasarse el mandato entre dos chicas y verla cometer un error tras otro, decidí ayudarla y aprovechar de enseñarle algo útil. Por cierto, terminé descorchando personalmente la botella y la chica se fue muy agradecida. Claramente una atención inexperta.

El plato era delicioso, el risotto increíblemente sabroso. Sin embargo, cuando decidí probar la salsa, gran decepción. No era una salsa, sino jugo de mango frío!!. El jenjibre brillaba por su ausencia y la verdad es que como me lo imaginaba la combinación habría sido estupenda, pero debía ser caliente y con el toque picante del jenjibre. Como el resto del plato estaba francamente exquisito, dejé pasar otra vez (-2).

Para terminar de formarme una opinión sobre el nuevo sitio, decidí pedir un postre y el elegido fue Goxua, un bizcocho remojado en licor de naranjas, crema pastelera y salsa de caramelo. Sabroso, pero excesivamente dulce, en vez de caramelo le habría puesto una mermelada de naranjas o quizás de kiwi. No pude comerlo todo (-3).

Interesante opción para juntarse con los amigos en formato after office y sobretodo para aprovechar esta maravillosa terraza. Para almorzar, mmhhhh, le falta harto para ser recomendable aunque prometen los sabores.

Filetes en esta experiencia: , , , , , comentar