16Mar/100

Del Beto Restaurant : buen almuerzo dominguero

He comentado más de una vez la dificultad que existe en Santiasco para encontrar un buen restoran abierto un día domingo. En mis búsquedas, por fortuna, puedo anotar un nuevo sitio a la lista.

Se trata Del Beto, un lugar de comida chilena en el barrio Manuel Montt con un caracter bastante familiar (de los pocos sitios con la típica y para mi nefasta opción de pollo asado y papas fritas para los niños). Bastante lleno siendo más de las 15 horas, encontré una mesa libre y un atento servicio.

Por tratarse de comida chilena, partí degustando una fresca vaina y comiendo las sopaipillas con un pebre de miedo. De la extensa carta me tenté con un Lomo del Beto, un rico medallón de lomo liso relleno con champiñones, longaniza y pimentón, bañado en una salsa con los mismos ingredientes. Para añadirle más sabor al descubrimiento, pedí como acompañamiento un puré picante. Un plato verdaderamente exquisito!!.

Acompañé esta chilenísima incursión con un Tabalí Reserva Cabernet Sauvignon 2008, del cada vez más sorprendente  Valle de Limarí.

Para el postre, me dejé seducir por unas papayas rellenas con helado y una salsa de naranjas, que me llenó de placer y sin nada de culpas. Al cierre, un café expreso y muchas ganas de volver!!.

Filetes en esta experiencia: , , comentar
24Feb/100

Almorzando en Ambrosía : deliciosa experiencia

Casi siempre es un desafío combinar tiempo disponible con una profunda experiencia gastronómica y en la restricción de alcance que supone no abandonar el centro de Santiasco.

Afortunadamente hay buenos sitios para considerar, pero no hay nuevos por el momento. Eso me obligó a revisar mi lista de filetes y elegir uno que no visitaba hace un tiempo. El elegido, un lugar que habitualmente es una gran experiencia, no solo por su ubicación al interior del Museo Casa Colorada, sino porque es un declarado oasis gastronómico.

Partimos con agua mineral como es mi sana costumbre, mientras nos ubicábamos en la hermosa terraza, ambientada por unos ventiladores que creaban una agradable brisa en medio de la canícula santiasqueña. Revisamos la carta, pero rápidamente los ojos se detuvieron en el exquisito menú del día.

Dos entradas, una típica ensalada Caesar Pollo y una selección de machas a la parmesana, elegimos las machas sin dudar. Para los fondos, un garrón de cordero acompañado de charquicán y una mini ensalada chilena o bien un risotto con camarones, ostiones y hongos shitaki. Ambos preferimos el apetitoso garrón y una copa de un notable syrah reserva de casillero del Diablo. El plato realmente una delicia, la pequeña ensalada chilena con tomates perla, el garrón que se deshacía solo con el uso del tenedor y llevaba encima una salsa ménier fantástica. Por cierto, el charquicán, un acierto de sabores y coronado con un diminuto  huevo frito que le daba el toque casero. Gran combinación!!!!

Para los postres, creme brulée con toques de naranjas, en vez de la bomba de chocolate blanco o la ensalada de frutas que eras sus opciones. Un buen café negro para cerrar de maravillas.

Ambrosía, sigue siendo un notable lugar!!!!

Filetes en esta experiencia: , comentar