Jewel of India : grato descubrimiento

Es primera vez que puedo conocer tanto un restaurant sin que me haya servido nada en él. Todo esto, por mi permanente curiosidad y la amabilísima atención de Rakesh Arora, el dueño y diseñador de lo que podría llegar a ser  un lugar sorprendente en la oferta de comida india en Santiasco.

Una casona de 800 m2, completamente remodelada y ambientada para disfrutar. Guiado por el dueño, recorrí los salones del amor, de los dioses, del baile. cada uno ambientado según el tema con preciosos grabados en madera. Parte del material con que llenó dos containers,  que según me cuenta trajo de la India. Cortinas, muebles, lámparas, cerámicas, adornos y muchas cosas más, forman parte del material importado.

La cocina,  gigante con todo tipo de instalaciones y llamativamente tres tanques acerados para preparar delicias al tandoor. Muy iluminada y espectacularmente nueva. Para operar, 4 cocineros indios (otra importación imagino), para quienes hasta dispone de dormitorios en una planta alta. Increíble detalle.

Para esta época, lo que más me entusiasmó es la enorme terraza en un patio interior que espero ofrezcan desde un inicio, ya que permitiría cenar deliciosamente.

El lugar está adorable y lo único que impide atender público es la entrega de la patente por parte del municipio. En fin, espero conocer la gastronomía del lugar en los próximos días. Promete!!

Qué te pareció el filete?

7 respuesta a “Jewel of India : grato descubrimiento”

  1. Ignacio
    este sitio recién comienza a atender hace menos de una semana. Ya probé la comida y es fantástica, pero hay debilidades en el servicio que no me permiten recomendar aún (es propio de la marcha blanca depurar esos problemas). Sin embargo, puedes formarte tu propia opinión yendo a Manuel Montt 1007.

    salu2

  2. MEMORABLE!!!! el mejor dato, pase mi aniversario de matrimonio en este lugar, perfectamente atendido, guiado por su dueño Rakesh Arora, muy orgulloso nos mostró cada bello detalle de la casa, sus salones, (por supuesto nos quedamos en el del amor), todo para sentirse a gusto dentro de su bello lugar, la comida fue increíble, postres maravillosos, debo decir que comí mas de uno jejeje, y finalmente un té de la India uffff, tengo que volver PRONTO!!

  3. Excelente atención. Rakesh su dueño, te hace sentir en casa.Antes de cenar mis hijos y yo pudimos conocer hasta la persona que lleva las cuentas.Con una cocina a la vista, sientes los aromas y las esencias, sin que ello deje tu ropa impregnada como en otros sitios de esta comida en Santiago.
    Es muy elegante y refinada la atención pudiendo llegar con un vestuario muy formal junto a mesas con gente que viste muy informal. Ese clasismo allí se elimina porque manda la cocina, sus sabores y aromas.
    Con una carta variada, recomiendo junto al aperitivo, unas Somosa de carne o pollo con especies.
    Ello te traen para la espera unos Bhaji: bolitas de cebolla picada fina condimentada con especies y harina de garbanzo,luego de fondo unos Tandoori de pollo,cordero y cuatro quesos, con su conocido pan en 6 variedades, rico, rico, rico. De postre. helado de mango o de pistacho. no imagines que será una copa. ve y disfrutalo.
    Ahora si no sabes que comer su dueño Rakesh te explica todo y te sugiere platos o bien te dice en un espanglish con sonido indio !ese no te gustará, pero este sí! y resulta muy buena la sugerencia.
    No es barato , pero espero ir el domingo 8 de mayo, para desearle feliz cumpleaños a Rakesh y recibir sus bendiciones.
    Es demasiado recomendable.

  4. Vivo demasiado cerca como para no dejar de ir a lo menos una vez por semana. Si les gusta la atención personalizada, un grato ambiente y por sobre todo buena comida no se lo pueden perder.
    Es realmente bueno, no es barato, pero es muy contundente, onda en pareja si tu señora es “fifi” y tu eres un puerco (como es mi caso) les saldrá como 12 a 13 lukas por cabeza.
    Recomiendo todos los platos, todos son buenos… (y que los he probado todos ehh…), para los que son buenos para el ají, con los platos picantes, no se las den tan de machos, y prueben con el nivel 3 (de 4), el cuatro es demasiado asesino.
    Saludos,
    PD: tiene estacionamientos, pero si se quedan abajo, está lleno de calles que se puede estacionar, el sector es seguro… también está la opción de usar el estacionamiento del Unimarc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *