Lechugas por ver

Hoy viví la aventura de ir a ver un departamento como posibilidad de cambio. tengo hasta fin de año para encontrar un nuevo lugar en donde vivir.

En este caso, un departamento en Patronato, casi frente al Bellas Artes. La verdad, precioso, 150 m2 de buen diseño, amoblado con inteligencia y buen gusto. El sector sigue preocupándome, pero al interior del departamento ni ruidos ni problemas se sentían.

Me atrae el buen gusto de los dueños, cada cosa en su lugar, buenos muebles, buena distribución, lindos detalles y un perro con pulgas.

Para llegar a este lugar en un día de trabajo, pasé por el Café de las Artes, a engullir un buen plato de ensalada y un jugo natural (compensando un fin de semana, francamente tóxico). este café sigue siendo rico pero con una calidad de atención definitivamente l e n t a, muy lenta. cada vez que he ido a ese lugar, me digo, cuando atiendan bien, va a ser muy bueno. En fin, están al ritmo de las estatuas del museo.

En fin, me gustó comer lechugas para después de un par de horas, morirme de hambre pero extasiado de haber visto un lugar en donde me gustaría vivir.

Seguiré buscando mi nuevo refugio, pero comeré mejor en la próxima

Qué te pareció el filete?

Domingo familiar

Varias semanas han pasado desde que vimos a los viejos, así es que este domingo, tocaba visita. Mis viejos no se manejan con horarios, por lo que pude dormir más de la cuenta y partir después de las 15 a almorzar en su casa.

No será el mejor restorán, pero el pastel de papas es maravilloso, sobretodo después de una rica entrada de choritos y cebollines. Un buen acompañamiento de vinos (siempre les llevo algo para que prueben filetillos tintos), dio comparsa a una animada reunión familiar que se extendió hasta pasadas las 20 horas.

Aprovechamos con mi hermano de subvertirlos un poco mostrándoles las linduras el sistema con una buena película de Michael Moore, Sick-O, acerca del sistema de salud norteamericano (¿nos habrán copiado?). Nunca es tarde para que los viejos vean la luz.

Retornando en el metro, conversábamos con mi hermano, que diablos se podrá hacer para que más gente sea consciente de la perversidad del sistema en que vivimos. Y después de ser conscientes qué?

Quedamos con tarea.

Qué te pareció el filete?

Thelonious un gran ejercicio de jazz

Después de la cata de vinos en el Sheraton, había que disfrutar algo bueno. Nos fuimos al Thelonoius, un lugar de jazz notable. En esta ocasión, piano (Gonzalo Palma), contrabajo (Rodrigo Galarce) y batería (Alejandro Espinosa), sonando al unísono de manera virtuosa. El juego de las nota de piano con la gravedad del contrabajo y de fondo las percusiones, una verdadera armonía.

Unos sandwiches en pan francés nos repusieron, seguidos de unos ricos combinados de ron, hasta que llegaron unos amigos a completar el disfrute. La fiesta se extendió naturalmente con más ron y gaseosas, hasta que apareció la sorpresa, Andrea Tessa, cantando jazz. Notable, ella sigue siendo una buena voz a pesar de los años. (y yo que me sentía viejo, sentí que nada había cambiado)

La fiesta musical continuó hasta que nos cansamos, una delicia de sonidos del mejor jazz para una noche de sábado.

Qué te pareció el filete?

Sheraton : desfile trunco de vinos

Fuimos a la feria Cata & Vinos en su octava versión al Sheraton Hotel, porque había que probar el Malbec 2005 Nº1 de Viu Manent, se lo había prometido a mi amor (quien lo probó). No fue posible, esta noche fue desordenada, muchos vinos menores y experiencias de cata insuficientes. Incluso cuando traté de asistir a la Escuela de los Sentidos, no había nadie. Qué mal!!

Los Pinot Noir de Casablanca y del Valle de Leyda estuvieron exquisitos, van por buen camino, pero los tintos del Maule y del Limarí no son tan buenos como lo que probé de valles como Colchagua o Maipo.

Una corta pasantía de vinos en esta feria que me dejo un gusto a poco ya que llegué tarde y se acabó temprano.

Espero que el próximo año pueda degustar mejores vinos

Qué te pareció el filete?

Asado en chicureo

Este sábado fue especial, abandoné la ciudad para ir a la periferia. No a esa periferia que lamentamos que exista, porque la pobreza duele, sino a esa periferia opulenta, esa que tiene sobra y que aparenta tener más. Nunca se sabe hasta donde puede llegar el ser humano en su afán de creer que tener más es estar mejor.

Fue una fiesta de cumpleaños buena, con hartos amigos y mucha historia adeudada, no puedo pensar que estuviesen mal en este lugar, excepto yo.

Fueron 46 años de cumpleaños, además de la inauguración de una casa preciosa y enorme, aunque con la infelicidad de una vida dedicada a satisfacer al sistema. Tan poca armonía solo puede deberse a una falta de claridad acerca de lo verdaderamente importante.

Felicidades Pelao, espero que puedas ser feliz

Qué te pareció el filete?

Angel Parra y sus demonios

En el barrio Bellavista el club El Perseguidor fue escenario de un exquisito espectáculo. Angel Parra, Titae Lindt y Andy Baeza dieron vida y ritmo a una noche espectacular.

Lleno total para ver, tras casi dos años de ausencia, al nieto de la Parra más prolífica y talentosa de Chile. Jazz sincopado y una guitarra veloz y libertaria, dieron vida a una secuencia de música deliciosa. A medida que avanzó la noche el jazz se fue convirtiendo en rock, del mejor. Tres salidas a escena fueron un rotundo éxito.

El ego de Parra hizo contrapunto con la simpatía de Titae y el silencio virtuoso de Baeza, para crear una atmósfera de placer en un local abarrotado de cuicos y algunos comensales adictos a la buena música.

La tabla de carnes no tuvo gran sabor excepto por el acompañamiento de un buen Reserva Cabernet Sauvignon 2005 De Martino, rebosante de frutos negros y rojos (la carta anunciaba muchos vinos mejores que no estaban disponibles,…, que mal no?). Hubo que esperar por un buen ron Havana Añejo para ver que pasaba con una tabla de quesos y frutos secos y asi equilibrar el paladar.

Acompañó la velada un buen desfile de hermosas mujeres directo al baño (también fue posible observarlas de regreso). ¿porqué van tantas veces al baño?

En fin, ya era hora de tener de vuelta a Parra, hace bien tanto talento exorcizando demonios de modernidad.

Qué te pareció el filete?

Wasabi sorpresivos rolls

A pasos de 11/09 por la calle Manuel Montt está este exquisito lugar de comida japonesa. Bien ambientado y atendido. La carta muestra una gran variedad de platos y especialmente de rolls, pero llama la atención los llamados rolls especiales y la ausencia, muy sentida, de un buen pinot noir (somos fanáticos de los tintos).

El pedido, tres variedades especiales para quedar literalmente “chato”. Unos rolls con camarones tempura y cubiertos con palta, otros cubiertos con crema de queso y unos calientitos, deliciosos envueltos en pollo con una salsa fantástica. Para beber, tuvimos que acudir a la vieja receta de un carmenere (a falta de Pinot Noir), el cual quedó un poquito fuerte, pero nunca conflictivo.

Ah, la música excelente, Saint Germain y Dead Can Dance sobretodo.

Una grata sorpresa para un almuerzo de viernes.

Qué te pareció el filete?

Dolores eres un placer

Esta noche fui al Teatro Caupolicán a ver la esquelética pero deliciosa Dolores O’Riordan, la chica de The Cranberries, quien sin ellos (es decir con otra banda) deleitó los oídos con su maravillosa voz.

Un show bastante bien armado, con las canciones más conocidas de su ex-grupo y un lleno total del local. Quedé casi en la entrada, con la única ventaja que estaba un poco más alto que el resto y pude ver bien el espectáculo.

Es muy flaca la mina, pero tiene una potencia vocal notable, es graciosa en sus movimientos y hasta pronunció bien algunas palabrillas en castellano.

Lo único que no pude confirmar fue si el eco que se escuchaba era a propósito o simplemente un defecto del sonidista. En lo demás, estuve tan apretado que casi no pude bailar y ganas no me faltaron.

Valió la pena canjear el recital de Alejandro Filio (me hubiera encantado como siempre escuchar al trovador mexicano) por Dolores, ya que más que dolor fue un placer

Qué te pareció el filete?

Retomando el rumbo

Han pasado casi 8 meses desde que decidí matar mi sitio www.filetario.cl, tal vez solo para provocar a quienes lo visitaban a que decidieran emprender algo por sus propios medios. La verdad es que he seguido coleccionando experiencias filetarias en decenas de tocatas de jazz, electrónica, trova; asi también en deliciosos restoranes, notables obras de teatro, películas, libros y un gran etcétera.

Pues bien, voy a comenzar otra vez, pero en una forma más personal, sin recomendar nada en particular y todo en general. Me gusta más compartirles la experiencia que disfrute con algún filete y cada cual sabrá que hace con ello. Si se entusiasma y decide hincar sus dientes en el filete compartido, bienvenido.

A disfrutar la vida…..

Qué te pareció el filete?